Prensa

Hoy es la Primera Vez en Diez Años que Argentina Destruye Puestos de Trabajo

Reportaje Diario ESTRATEGIA 

 

Una visión negativa de la contingencia económica argentina tiene el destacado economista, quien apunta a un nuevo comienzo para el país trasandino luego de las elecciones presidenciales. El ex presidente del Banco Central llama a un sinceramiento en las cifras, una nueva carta orgánica para el BCRA y la recuperación de la confianza hacia Argentina.

El FMI ha reparado las estadísticas económicas proporcionadas por el Gobierno argentino ¿Qué tan distorsionada está la realidad económica actual sin cifras creíbles? 

- Es lo mismo que ser un médico sin un termómetro. Nos vamos guiando con sustitutos imperfectos que se vinculan a distintos tipos de índices y mediciones privadas, sobre todo en lo que se refiere a inflación, pero ya no hay sólo problemas con esa medición sino que también con la de la pobreza y la indigencia. Más allá de las distintas precisiones, está claro que Argentina hoy tiene una inflación ubicada cerca del 30% y un crecimiento prácticamente nulo, con lo cual hace tres años que esta economía está en un proceso de estanflación. 

- ¿Cómo evalúa la gestión del ministro Axel Kicillof en la materia?

- A mí me gusta más hablar de los resultados y claramente tenemos una política económica que está generando alta inflación, bajo o nulo crecimiento, aumento de la pobreza y la indigencia. Esta es la primera vez en diez años que en los últimos doce meses se han destruido puestos de trabajo– cerca de 200.000 – y una política económica en materia monetaria y cambiaria donde hay un verdadero zafarrancho. Cuando uno ve las reservas del Banco Central en caída y solamente maquilladas con operaciones como canje de monedas con el Banco de la República Popular China, uno ve que los resultados de la política económica, más allá de las personas, es francamente negativo. En temas estructurales, tenemos un déficit presupuestario creciente y un superávit comercial decreciente, aún con todas las restricciones a las importaciones que los exportadores chilenos conocen muy bien. Si se mira por ratios, resultados, en el plano comercial, en el financiero, en el monetario, cambiario y real de la economía, en la creación de empleo y crecimiento del producto, no hay ningún índice positivo que pueda mencionarse de esta política económica.

- ¿Cómo cree Ud. que se debería enfrentar la falta de dólares en la economía argentina, que ha mencionado como uno de los desafíos a futuro para el próximo gobierno? 

- Argentina tiene que apostar en el corto plazo a los dólares que le puede proveer la agroindustria, el sector energético y la infraestructura vía organismos multilaterales de crédito, con la apertura de líneas con organismos multilaterales como el Banco Mundial. Éstos han estado vedados para Argentina, pero con un programa macroeconómico profesional que baje la inflación, con una nueva agencia de estadísticas que dé credibilidad y una nueva carta orgánica del Banco Central, se podría conseguir por lo menos US$10.000 millones, que permitirían un nuevo comienzo a la economía argentina.

- ¿Cómo se puede lograr reestablecer la confianza en el BCRA?

- Lo que propongo es una nueva carta orgánica desde el día uno del próximo gobierno que le vuelva a dar autonomía en términos de instrumentos y que elimine el financiamiento, tanto con reservas como con pesos, que lo que ha generado es una realidad donde sobran los pesos y faltan de dólares, producto de tomar por asalto el Banco Central el 2010. Los resultados están hoy a la vista: Argentina tiene inestabilidad cambiaria por falta de dólares, mayores expresiones devaluatorias y un incremento en la tasa de inflación. Si vemos dónde empezó el desbarranque de la economía argentina lo encuentra en esta política de tomar al Banco Central como una caja del Gobierno.

- Ud. ha dicho que el Banco Central está quebrado y que existe un maquillaje de reservas ¿Cómo se explican estos dos hechos?

- Hoy el Banco Central reporta US$33.500 millones en reservas, a lo que se le tiene que quitar los yuanes – que son un préstamo que tiene el BCRA en Pekín – que no son convertibles y no se pueden utilizar para pagar importaciones que Argentina hace de China. Hay 30.000 millones de yuanes que se han depositado en las cuentas del Banco Central chino en Pekín, que son unos US$5.000 millones. En segundo lugar hay préstamos con el Banco de Francia, que son respaldados con depósitos que tiene el Banco Central, que son automáticos porque están sobre garantizados por depósitos que están en la misma entidad, que equivalen a US$2.300 millones y también hay US$1.500 millones de lo que llamamos los bonos Griesa, los bonos que se han pagado a tenedores de títulos, pero que no han salido de Argentina por los problemas de embargo que tienen. Ahí ya tienes US$8.800 millones menos que se deben restar. Si a estos les restamos US$5.500 millones de deudas con importadores y US$7.500 millones en depósitos que argentinos tienen en el sistema bancario y como no se prestan dólares en Argentina, éstos están encajados en el Banco Central, pero son de la gente y las empresas, llegamos a un neto de unos US$11.000 millones. Los depósitos en dólares no son directamente exigibles y también las importaciones que se tienen que pagar tampoco son exigibles directamente, pero está claro que no pertenecen ni al Central ni al Gobierno, por lo tanto la situación de reservas es claramente delicada. 

- ¿Cómo cree Ud. que se debe negociar con el 7% de bonistas que quedaron fuera de los canjes de 2005 y 2010? Ud. ha dicho que hay cosas más urgentes.

- Lo más urgente es un paquete de medidas que vuelva a mostrar que Argentina es un país confiable y con esto también uno puede iniciar una negociación para generar una oferta al 7% de los tenedores de títulos. Lo que digo es que cuando se negocia con urgencia, se negocia mal. Usted tiene que tener es el objetivo, pero no se puede poner tiempos, porque eso hace que se deteriores su capacidad negociadora. Es un tema que hay que resolver, pero claramente hay que resolver los problemas de equilibrios macroeconómicos que tiene Argentina y la necesidad de buscar dólares de las tres fuentes ya mencionadas, es más urgente. Se puede ir llevando en forma paralela, pero no es aconsejable que el próximo Gobierno diga “tengo que tener resuelto esto en tres meses”. Hay que resolver el tema externo alejado de la política, como se ha hecho hasta ahora. 

- Ud. ha dicho que el Gobierno ha pasado “de alentar la inversión a alentar la especulación” ¿Cómo se ha gestado ese cambio?

- Precisamente lo que el Gobierno está generando es la idea de llegar al final del mandato metiendo la suciedad debajo de la alfombra, no resolviendo ninguno de estos problemas y por lo tanto lo que ha echado mano en este momento es en tener una tasa de devaluación, que está en un 12% anual, una tasa de depósito a plazo fijo para el depositante de casi el 24% anual, con lo cual el depositante siente que tiene una tasa positiva en dólares. Yo llamo a esto “bicicleta financiera”, que es que la tasa de devaluación esté por debajo de la de interés y también muy por debajo de la tasa de inflación, que es “pan para hoy, hambre para mañana”. Usted no puede tener de manera i n d e f i n i d a una inconsistencia entre la tasa de devaluación, la de inflación y la de interés, pero en el corto plazo le está sirviendo al Gobierno para tirar los problemas para adelante sin resolver los problemas de fondo. 

- Hace un año la candidatura que Ud. apoya, la de Sergio Massa, lideraba las encuestas, pero ahora marcha tercera, lejos de Macri y Scioli ¿Usted ve la posibilidad de acercarse a uno de los dos?

- No, yo ayudo desde un punto de vista técnico y por lo tanto mi tarea es siempre profesional, y desde ese lado yo asesoro al candidato. Estamos en un momento muy delicado, pero yo no formo parte de la política tradicional donde si a un candidato no le va bien hay que mudarse.

Fuente: www.estrategia.cl

Contacto

Migueletes 1229 - Piso 8
Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Tel. (54-11) 4849 4440
Mail. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Search