Prensa

No dejen solo al Banco Central para combatir la inflación

Ámbito Financiero

El expresidente de la institución, Martín Redrado, considera que hay descoordinación con la política fiscal. Cree que la suba de precios será este año cercana al 23,5%.

Periodista: La Fed empezó finalmente a subir su tasa. ¿Ve algún impacto para la Argentina?

Martín Redrado: Esto ya estaba descontado por el mercado. Creo que al menos vamos a ver tres subas adicionales de tasa en la misma dirección. Obviamente esto para la Argentina encarece el costo del crédito y pone una luz amarilla sobre cómo seguir financiando su déficit fiscal. Pero lo importante es que esta suba de tasas no sorprenda a los mercados y se genere un escenario predecible.

P.: ¿Cómo ve el manejo de la tasa que hace acá el BCRA?

M.R.: Al Central hay que elogiarle lo que ha logrado en independencia y en solidez técnica. Hay que ver la política económica en su conjunto como un sistema y no como compartimentos estancos. No podemos hablar solamente de la tasa de interés si no vemos también la política fiscal y de ingresos. Un solo instrumento no puede derrotar la inflación. Necesitás toda una política económica. Tenemos dos meses complicados en materia de inflación y está claro que la política de tasas va camino a ser igual o mayor. Mi reflexión: no lo dejen solo al BCRA.

P.: ¿Cree que sería recomendable subir las tasas?

M.R.: Como analista, espero que no bajen. Pero, desde el punto de vista de política económica, hay que mirar la macro: consumo, inversión y sector externo, con una visión de equilibrio general.

P.: ¿Por qué rebotó la inflación? El Central dice que no fue sólo por los suba de regulados...

M.R.: Hoy no hay una convergencia de todos los brazos de la política económica. El gasto se maneja de manera muy errática. En diciembre, el crecimiento del gasto primario fue 88%; y en lo que va del año, 39%. Sin el blanqueo, los ingresos públicos sólo crecen al 26% anual. Lo que se ve es una descoordinación de todas las políticas que deberían apuntar a una misma tasa de inflación. Es de esperar que el sendero de déficit que marcó Hacienda se empiece a cumplir, con lo cual también es de esperar que la inflación núcleo tome la dirección del final de 2016, que era de 1,5% mensual.

P.: ¿Las compras de dólares al Tesoro son inflacionarias?

M.R.: No, en la medida en que esterilice. Hay un debate entre economistas que se ha planteado al Central. Está muy bueno el punto: el nivel de esterilización que tuvimos en los primeros dos meses del año es el menor de los últimos cinco años. Diciembre es un mes expansivo, porque se llenan todas las cajas del sector público. Este diciembre fue expansivo en casi $105.000 millones. Pero en los primeros 70 días de 2017 hubo una absorción del 8% o 9%. La menor de los últimos años había sido, en 2015, del 25%. Pero en los años anteriores solía ser del 70%-80% de lo que se había expandido en diciembre. ¿Esto es inflacionario? Sabemos que hay un rezago de por lo menos 6-9 meses en los efectos. Pero cuando uno ve este nivel de crecimiento de los agregados monetarios, es cierto que todos están por encima del 30% anual. La hipótesis que tiene el equipo económico es que crece la demanda de pesos. Es una hipótesis a verificar. En el corto plazo, no es preocupante, pero me gustaría una esterilización mayor.

P.: ¿Le preocupan las compras récord de dólares?

M.R.: Está claro que en la Argentina la gente es mucho más rápida que los economistas: compra cuando ve que los precios de las cosas van muy por encima del dólar. Es una tendencia preocupante porque se está financiando esto con dólares financieros.

P.: ¿Y las metas del BCRA?

M.R.: Me parecen difíciles, viendo la dinámica de la política fiscal y los agregados monetario, más allá de si hay aumento o no de la demanda de pesos. Estamos previendo un 23,5% para este año.

P.: ¿Arranca la economía?

M.R.: Depende. En 2017 estamos frente a un fenómeno de rebote sectorial. Algunos sectores empiezan a estar mejor; otros, más o menos, y otros, mal. Desde lo macro, el segundo y tercer trimestre van a mostrar números positivos en términos interanuales porque venimos desde el subsuelo. Pero el consumo va a venir bastante rezagado, con una tibia recuperación, de 2,7% en el año. Hay sectores que van a estar más bajo el agua: textiles, calzados y metalmecánico. Entre éstos, los vinculados a bienes transables. Hay un déficit fiscal importante financiado con endeudamiento externo. Y eso provoca que el dólar vaya por un lado y la inflación por otro, con lo cual los costos en dólares para el sector productivo suben 8% en el año. Eso deja fuera de competencia a sectores expuestos a las importaciones.

P.: ¿Por qué todavía no llegan las inversiones?

M.R.: Falta macro y falta un horizonte. Si uno hace una inversión, se tiene que preguntar cómo va a estar la economía en los próximos dos o tres años. Hay que dar un sendero a las variables económicas. El ministro de Hacienda avanza en metas trimestrales. Sería bueno que el resto de la política económica también tuviera pautas creíbles y medibles. Y en segundo lugar, para las inversiones es importante dar rentabilidad. Cuando bajás impuestos y generás incentivos perdurables, tenés inversión. En el agro esto fue claro.

P.: ¿Preocupa el nivel de deuda actual?

M.R.: Me preocupa la pendiente. Financiar u$s30.000 M por año no es sostenible. El Gobierno debe mostrar una tendencia descendente creíble. También, tener un mercado de capitales local que le permita financiarse en pesos. Y creo que debería trabajar más con organismos multilaterales. Menos Wall Street y más avenida Pensilvania. Lo que hacemos con BID y Banco Mundial es mucho menos que lo veníamos haciendo.

Entrevista de Ignacio Olivera Doll
Foto de Mariano Fuchila
Fuente Ámbito Financiero

Contacto

Migueletes 1229 - Piso 8
Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Tel. (54-11) 4849 4440
Mail. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Search